La transferencia de grasa o lipotrasferencia, también conocida como inyecciones de grasa o injerto de grasa, consiste en tomar la grasa de una parte de su cuerpo (generalmente del abdomen o los muslos) e inyectarla en algunas zonas de la cara para aumentar el volumen y eliminar las arrugas mas superficiales en otras ocasiones se coloca en los glúteos, caderas, pantorrillas etc. Este es un procedimiento estético cada vez más popular realizado con el fin de agregar plenitud a la zona inyectada, de manera muy similar a los rellenos dérmicos. En general se puede colocar prácticamente en cualquier zona del cuerpo. Para algunas personas la ventaja principal de las inyecciones de grasa es que están usando un material extraído de su propio cuerpo en lugar de un material extraño. Es un excelente material de relleno con efectos duraderos y prácticamente sin complicaciones.

¿Soy un buen Candidato?

Los candidatos ideales para el procedimiento de transferencia de grasa son aquellas personas que desean lograr mas volumen en ciertas áreas de la cara y que están sanos o presenta alguna enfermedad controlada. La grasa se puede utilizar para rellenar los labios, la barbilla, la zona debajo de los ojos, cicatrices causadas por el acné y tambien pueden ayudar a corregir los defectos causados por alguna cirugía y lesiones. La transferencia de grasa también se está volviendo popular para devolver el volumen a la piel del dorso de las manos.

Recuperación

Dependiendo de la extensión de la liposucción, usted puede estar en capacidad de regresar a sus actividades normales después de 1-5 días posteriores al procedimiento.

Beneficios

El procedimiento de transferencia de grasa reduce la apariencia de líneas y arrugas y permite recuperar el volumen perdido en la piel. Al colocarse en glúteos o caderas aumenta de manera notable el volumen logrando con esto un mejor contorno corporal .Un beneficio adicional del procedimiento de transferencia de grasa es la utilización su propia grasa por lo cual es compatible con su cuerpo y no causa reacciones alérgicas. Además contiene grandes cantidades de células madre por lo cual mejora la calidad y tono de la piel

Riesgos y complicaciones

Los efectos secundarios potenciales del procedimiento de transferencia de grasa incluyen un poco de presión, malestar y ardor cuando la grasa es succionada y mientras se inyecta en la zona nueva, pero el tratamiento rara vez es doloroso. Es normal la aparición de algunos moretones e hinchazón alrededor de la zona de donde la grasa se recogió y en la nueva zona inyectada. Estos desparecen alrededor del 5 día. La transferencia de grasa es un procedimiento muy seguro y efectos secundarios o riesgos más graves tales como infección, entumecimiento y daño a los nervios son poco comunes.